Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola

SALUD: ¿Y SI MI PERRO SUFRE UN GOLPE DE CALOR? PREVENCIÓN, SÍNTOMAS Y...

Saber cómo actuar puede ser clave en la supervivencia del perro

¿Qué es un golpe de calor en un perro? El golpe de calor en un perro se produce por la exposición excesiva del perro al calor, bien sea por un ejercicio físico excesivo o por una exposición imprudente al calor en una situación determinada como puede ser dejar al perro dentro del coche o atado en un lugar donde se exponga al sol durante un largo tiempo.  A cada perro, según sus condiciones físicas, el calor le puede afectar más o menos. 

Al exponer al perro a temperaturas altas, es importante hidratarle.

La mejor prevención

Sin duda, la mejor forma de evitar un golpe de calor es no exponiendo al perro a altas temperaturas. En el caso de que así fuera  es fundamental manejar los tiempos, que no sean excesivos, que haya ventilación en el lugar donde esté el perro y que éste pueda hidratarse (beber agua fresca). Es conveniente que el perro esté controlado o supervisado. No dejarle sólo mucho tiempo.

 El 70% de los casos de golpe de calor son debidos a un exceso de ejercicio físico del perro durante las horas fuertes de sol o por haberles dejado en el coche al sol.

 

 

Según Sara Gil, directora del Hospital Veterinario Fuente El Saz, "si un perro se encuentra en estado de reservado a malo y no acude al veterinario inmediatamente, frecuentemente se produce el fallecimiento en las primeras 24 horas". "Siendo el porcentaje de supervivencia del 64%".

En situación crítica, las primeras 24 horas son claves. Sobreviven en torno 64%

¿Qué hacer en el caso de golpe de calor? ¿Cuáles son los síntomas?

En primera instancia contactar telefónicamente con el dueño del perro, en caso de que no estuviera presente; y si estuviera entonces enfriar al perro con agua o un ventilador. A continuación contactar con un veterinario y acudir inmediatamente a su centro, donde el perro recibirá las medidas adecuadas. Las primeras medidas serían: enfriar la temperatura corporal con hielo, agua

En situación crítica, las primeras 24 horas son claves. Sobreviven en torno 64%

Dejar solo al perro en el coche, con las ventanas cerradas y a altas temperaturas es el caso más frecuente de golpe de calor en un perro.

;a o alcohol sobre la zona de venas yugulares, abdomen, almohadillas, axilas e ingles. En el caso de que el perro no se recupere, lo más conveniente es hospitalizarle para evitar riesgos. Según la veterinaria Sara Gil, "en las pruebas diagnósticas, se observan signos clínicos que te ayudarán a un diagnóstico más preciso. Un hemograma te confirmará los niveles de leucograma de estrés, trombocitopenia, hemoconcentración y una bioquímica te hablará del aumento de proteínas totales, azotemia, hiperglucemia, aumento de fosfatasa alcalina, hipernatremia, hipercloremia, hipercalcemia, hipofosfatemia, hipopotasemia).

Lo más aconsejable: hospitalizar al perro hasta su completa estabilización 

 

Un  tratamiento de choque

Una vez que tu perro ingrese en el hospital o centro, los veterinarios ponen marcha un protocolo o tratamiento de choque para recuperar y estabilizar al perro. Para ello, le administran oxígeno al 110% a través de un catéter nasal, además de suero como dosis de choque.

"En fases iniciales si existe taquicardia, taquipnea, mucosas congestivas o pulso hiperdinámico y no signos de CID (Coagulación Intravascular Diseminada) es conveniente administrar fluidoterapia específica", subraya la veterinaria Sara Gil. "Tras administrar el oxigeno y sueroterapia IV, se disminuye la temperatura progresivamente (para

evitar CID/ coagulación) hasta llegar a 39,5 ºC". 

 

Es importante también tomar muestras de sangre, análisis de orina y "monitorizar al perro para realizar electrocardiogramas seriados como terapia médica adecuada al caso para tratar el shock y edema cerebral y cuadro convulsivo y arritmias cardíacas", apunta la directora del Hospital Veterinario Fuente El Saz. También a través de radiografías seriadas es conveniente descartar la aparición de edema pulmonar o hemorragia pulmonar con radiografías seriadas  y si aparece CID: pautar tratamiento adecuado

Cogiendo a tiempo "el golpe de calor" y dejando al perro en buenas manos, con un recuperación basada en reposo y cuidados médicos,  nuestro querido amigo puede estar de vuelta a casa en unos días.

 

Etiquetas