Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola

SALUD: En perros pequeños, mantener los dientes limpios y sanos es tarea...

Importante conseguir un hábito y enseñar al perro

Salud

SALUD: En perros pequeños, mantener los dientes limpios y sanos es tarea...

Conseguir que tu perro tenga sus dientes limpios y sanos, sobre todo si es pequeño, más que una tarea difícil es una tarea que conlleva mucha disciplina y control en los hábitos de convivencia con tu mascota. Como terapia de choque al sarro, infección bucal o cúmulo de placas bacterianas, lo ideal es poder cepillar los dientes a tu perro entre 3 ó 4 veces por semana. Pero, ¿quién puede imponerse esa regularidad? El día a día es muy duro. Mil cosas que hacer, mil cosas en las que pensar. Ante esto, podemos buscar también otras alternativas:

 

  • dar a nuestro perro comida de pienso, en vez de lata. Pues simplemente la acción mecánica de ingerir el pienso y triturarlo, ayuda a limpiar más los dientes.

  • ofrecerle una dieta sana y caer en la tentación de darle de nuestra propia comida.

  • utilizar productos que ayudan a la higiene bucal como son los premios dentales o juguetes especiales para ello.

  • hacer, incluso, una limpieza bucal por ultrasonido, cada cierto tiempo.

  • e incluso de forma moderada -y sin excesos- se puede recurrir a remedios caseros como pan duro.

Sin embargo, es verdad que en algunos casos, aunque te preocupes por la higiene bucal de tu perro, influyen otros factores -como los genéticos- que desencadenan inevitablemente esa proliferación del sarro en los dientes. Influye que:

 

  • el hecho de que el perro sea pequeño o de cierta raza, es determinante a la hora de que tu mascota tenga placas bacterianas o no. Es decir, en perros pequeños la predisposición para tener sarro, es mucho mayor que en perros grandes.

  • además, existen ciertas razas como el caniche enano o toy -por ejemplo- que poseen un componente genético que hace que sean más propensos a tener sarro.

  • y también se dan casos de placas baterianas en los dientes, en perros mayores con insuficiencia renal. Pues niveles altos de úrea en sangre, genera sarro.

 

En definitiva, cuando se da el caso de falta de higiene bucal en el perro, lo que se debe saber es que se  puede producir una inflamación de la encía o gingivitis que, en algunos casos, puede derivar en una enfermedad periodontal que se puede prevenir. Es decir, evitar que la encía se retraiga, se deposite el sarro y finalmente provoque la caída de los dientes. Y, como hemos visto, antes de llegar a dicha situación, podemos adquirir buenos hábitos con nuestro perro que lo prevengan. Y si no, digánselo a Snoopy. http://youtu.be/M0RFj_PbZ8Q

Etiquetas