Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola

TERREMOTO ECUADOR: PERROS DE RESCATE QUE BUSCAN VIDA

Los perros de las unidades de bomberos son fundamentales

Sabías que...

TERREMOTO ECUADOR: PERROS DE RESCATE QUE BUSCAN VIDA

Los perros de rescate de bomberos de la ONG BUSF, enviados a la zona afectada por el terremoto en Ecuador, están entrenados para señalizar vida. Balder (pastor alemán), Duque (mestizo), Sira (labradora), Gudú (perro de agua), Ebro (pastor holandés), Zeus (pastor alemán) y Susa (mestizo) son perros de trabajo, adiestrados y entrenados para localizar personas vivas sepultadas, debajo de escombros de hormigón, agujeros... Perros sociables, equilibrados, preparados para tener una motivación mental muy alta con una capacidad física de súperhéroe. Y sus guías a su lado, incansables.

Ecuador está en buenas manos. El pasado 16 de abril un terromoto de  7,8 grados sacudió a Ecuador provocando a día de hoy más de 580 muertes, 8.340 heridos y 155 desaparecidos. Las poblaciones de Cojimíes y Pedernales ( en la zona coste de Manabí) han sido las más afectadas, pero lo cierto es que aún se siguen registrando réplicas en la misma zona. La última hoy de 6 grados y ya van más de 650 réplicas.

Miembro del equipo de BUSF.

Ecuador. Miembro del equipo de BUSF. Foto cedida por BUSF

El pasado lunes 18 llegó a la ciudad de Manda (donde está asentado su campamento) 12 bomberos españoles con cuatros perros (dos mestizos y dos perros pastor) de rescate y dos profesionales sanitarios, uno médico y otro enfermero, especialistas en medicina de catástrofe; equipo al que se sumaron también tres miembros de BUSF de Perú y dos perros más. El hecho es que abordar de la forma más rápida y organizada una catástrofe o emergencia es fundamental para obtener buenos resultados.

Ecuador. Equipo de rescate.

Ecuador. Equipo de rescate.

En estos momentos los esfuerzos no enflaquecen. Y la voluntad por sacar el mayor número de personas con vida crece ante la adversidad. Grupos de emergencia como la ONG Bomberos Unidos Sin Fronteras (BUSF) lo saben bien. Ellos son la primera oleada. Los que van a encontrar vida. Pero no pueden solos, necesitan de ellos: los perros.

 Ecuador. Perro de rescate en labores de búsqueda de vidas. Foto cedida por BUSF.[/caption] La complicidad entre perro y guía es enorme. Estos perros son robustos, polivalentes y pesan entre 15 y 19 kilos, así en un momento dado el bombero puede cargarle sin problemas. Saben discriminar, buscan olores de personas con vida y allí donde van,  ventean -como dicen los expertos- y descartan vidas. 

 Su labor es muy importante. Permiten que otros grupos de trabajo entren en acción. Al descartar vida en una zona de trabajo, las excavadoras pueden quitar escombros, y por tanto evitar posibles epidemias o contaminación de pozos. 

Perros con un importante cometido.

Ecuador. Perros de restace y bombero trabajando juntos en la búsqueda de personas. Foto cedidas por BUSF

Perros con un importante cometido

Su estímulo: encontrar personas, LOCALIZAR VIDA. Su premio: el trabajo bien hecho, a través de una caricia, el juego, el mordedor". Son perros que trabajan por estimulo y respuesta condicionada positiva. Han sido adiestrados mediante el métido ARCON.

Es importante cuidar el nivel de frustración del perro, liberarlo, mediante recompensa, de forma positiva


En una catástrofe el perro es el que marca la dinámica de trabajo. Fotos cedidas por BUSF

Sus perros, sus guías tienen la llave. El perro y el adiestrador son uno, un equipo. 

Perfil del perro de rescate

Para ser un perro de rescate no hace falta un pedigrí especial, puede ser un perro de raza o mestizo, que tenga condiciones de perro de caza, perro que no rastree. Según Jesús Olmos, experimentado bombero del Ayuntamiento de Huelva y miembro de BUSF, que ha estado activo más de 22 años con su grupo de bomberos, "para esta misión lo importante es que el perro sepa ventear de forma innata, buscamos personas con vida, que sea un perro sociable y que tenga impulsos o instinto de persecución".

El guía no descansa mientras el perro está operativo

En una catástrofe el perro es el que marca la dinámica de trabajo. Su adiestrador o compañero en la causa está muy pendiente de que su nivel de frustración -en el caso de que no encontrara personas vivas- no suponga un problema para el perro. "Se le premia siempre de forma afectiva o lúdica" afirma Olmos.              .      

 

Etiquetas