Viajar con tu perro: Castillo del Buen Amor, historia llena de confort y buena mesa

Pilu, Jra y Cloti

¿Quieres unas vacaciones con tu perro diferentes? Imagina por un momento disfrutar unos días de los encantos únicos de un castillo medieval del s.xv.; o pasear con tu perro por jardines por los que hace cientos de años estuvo Fernando II de Aragón. O simplemente perderte entre viñedos y frutales o tomarte una copa de vino disfrutando de espectaculares atardeceres de Castilla La Vieja. Pues bien, no te lo imagines.

En Topas (Salamanca), te espera el Castillo de Villanueva de Cañedo, fortaleza medieval transformada a palacio gótico-renacentista en s. XV que fue bautizado por Alonso Ulloa de Fonseca con el nombre de Castillo del Buen Amor, como muestra del profundo sentimiento que éste procesaba a su amada Teresa con la que tuvo cuatro hijos.

 

Castillo del Buen Amor. Jardines y entorno

Castillo del Buen Amor, jardines y entorno. Topas (Salamanca)

[img src=http://www.silosperroshablaran.com/wp-content/flagallery/castillo-del-buen-amor-jardines-y-entorno/thumbs/thumbs_castillos-del-buen-amor.jpg]4410
[img src=http://www.silosperroshablaran.com/wp-content/flagallery/castillo-del-buen-amor-jardines-y-entorno/thumbs/thumbs_castillo-del-buen-amor-4.jpg]3760
[img src=http://www.silosperroshablaran.com/wp-content/flagallery/castillo-del-buen-amor-jardines-y-entorno/thumbs/thumbs_castillo-del-buen-amor-2.jpg]3330
[img src=http://www.silosperroshablaran.com/wp-content/flagallery/castillo-del-buen-amor-jardines-y-entorno/thumbs/thumbs_jardines-castillo-buen-amor.jpg]2980
[img src=http://www.silosperroshablaran.com/wp-content/flagallery/castillo-del-buen-amor-jardines-y-entorno/thumbs/thumbs_laberinto-castillo.jpg]2690
[img src=http://www.silosperroshablaran.com/wp-content/flagallery/castillo-del-buen-amor-jardines-y-entorno/thumbs/thumbs_jardines-castillo-buen-amor1.jpg]2590
[img src=http://www.silosperroshablaran.com/wp-content/flagallery/castillo-del-buen-amor-jardines-y-entorno/thumbs/thumbs_castillo-del-buen-amor-3.jpg]2300
[img src=http://www.silosperroshablaran.com/wp-content/flagallery/castillo-del-buen-amor-jardines-y-entorno/thumbs/thumbs_jardines-castillo-buen-amor2.jpg]2230
[img src=http://www.silosperroshablaran.com/wp-content/flagallery/castillo-del-buen-amor-jardines-y-entorno/thumbs/thumbs_lago-castillo.jpg]2020
[img src=http://www.silosperroshablaran.com/wp-content/flagallery/castillo-del-buen-amor-jardines-y-entorno/thumbs/thumbs_vinedo-castillo.jpg]1840
[img src=http://www.silosperroshablaran.com/wp-content/flagallery/castillo-del-buen-amor-jardines-y-entorno/thumbs/thumbs_entorno-castillo-buen-amor.jpg]1890
[img src=http://www.silosperroshablaran.com/wp-content/flagallery/castillo-del-buen-amor-jardines-y-entorno/thumbs/thumbs_castillos-del-buen-amor1.jpg]1720
[img src=http://www.silosperroshablaran.com/wp-content/flagallery/castillo-del-buen-amor-jardines-y-entorno/thumbs/thumbs_jardines-castillo-buen-amor3.jpg]1550

 

El Castillo del Buen Amor puede ser una opción diferente y acertada donde pasar las vacaciones con tu mascota. Este singular Castillo, dirigido por la familia Fernández de Trocóniz (actual propietaria), es hoy una acogedora posada familiar, ubicada en pleno campo charro a 20 km. de Salamanca y a 40 km. de Zamora, en medio de la Vía de la Plata, una de las rutas del Camino de Santiago.

Un lugar dog-friendly que pone a tu disposición una finca de 116 hectáreas, repleta de alcornoques, pinos y encinas, además de un pequeño lago, un laberinto vegetal y un viñedo -plantado hace apenas dos años- alrededor del Castillo.

Ambientes cálidos y cómodos

Además, el buen estado de la infraestructura y los interiores ha permitido que todas las estancias estén dentro de los muros del Castillo, conservando paredes, techos, cúpulas, bóvedas, pasadizos, torreones, gárgolas, pasos de guardia, caballerizas, el maravilloso patio gótico, las vigas y artesonados del siglo XV que hay en los 6 salones. Sus 40 habitaciones, siendo la más pequeña de 30 m2 útiles, ofrecen las comodidades actuales pero con el encanto de su “historia”.

Puedes disfrutar de ambientes cálidos y elegantes, camas grandes y confortables, baños con bañera y cabina de ducha por separado o espacios únicos como torreones privados o enormes bóvedas en las que ensimismarte. Asimismo, en el verano puedes disfrutar de la piscina y tienes servicio de masajes y tratamientos estéticos para momentos de relax. Y si quieres disfrutar de los placeres de la tierra, puedes optar por todo tipo de actividades como una jornada de catas, visitar sus viñedos o hacer algo más “loco” como dar un paseo en globo aerostático.

 

 

Un castillo con buen amor a los perros

El Castillo del Buen Amor es un hotel dog-friendly, un lugar para disfrutar de las vacaciones con tu perro y repetir. El único requisito es que los papeles de vacunación estén en orden. Además tiene la ventaja para quienes se hospedan con su mascota de que sus habitaciones tienen acceso directo desde el exterior, así que pueden entrar y salir cuando quieran y no se puede estar en estancias comunes como el restaurante y demás.

Asimismo, tienes a tu disposición servicio extras como servicio de guardería, piensos, galletas, juguetes y detalles como regalos de bienvenida y despedida. Y tienen el detalle de poner en la habitación una cama grande para el perro y un cuenco del “Buen Amor” para el agua, siendo el suplemento del alojamiento del perro de 11 euros por día.

Pero, sin duda, lo mejor que ofrece el Castillo es que los perros, al estar en una finca muy grande, pueden correr en absoluta libertad -sin peligros o límites-, entreteniéndose oliendo esto o aquello y jugando por los jardines y escondites del entorno del Castillo.

Aún así, como hay servicio de guardería, si lo solicitas, también puedes ir a pasear a caballo, visitar otras bodegas de la zona como Bodegas Numanthia o Bodegas Liberalia, hacer visitas guiadas por Salamanca y Zamora. O incluso hacer algo diferente y llevarte a tu perro -si quieres- para visitar una ganadería de toros de lidia (Ganadería Faenas Camperas). Vida campestre 100%!!

 

Pilar y Fernando Fdez. de Troconiz con sus perras Jara y Clotilde

Jara y Clotilde con sus amor Pilar y Fernando Fdez. Troconiz en el Castillo del Buen Amor

 

Jara y Clotilde, las auténticas reinas

Jara y Clotilde viven en el Castillo del Buen Amor. Jara es una simpática dálmata de 10 años que, aunque a simple vista puede parecer más independiente, en ocasiones se pasa por el Castillo para saludar a los clientes, y Clotilde es una jovencita weimaraner de 5 años, juguetona y traviesa que sólo piensa en correr y correr. Las dos son muy cariñosas y activas y se nota que son muy felices viviendo en medio del campo, en una casa al lado del Castillo con sus amos. Y son afortunadas porque tienen una libertad que jamás podrían tener en la ciudad.

Un castillo de conquistas y amores

Un poco de historia no viene mal y para quienes os gusta sabed que el Castillo del Buen Amor, conocido también como Castillo de Villanueva de Cañedo o de Fonseca, fue levantado por la casa de Alba en el último tercio del siglo XV sobre los cimientos de un castillo anterior del siglo XI; del cual se conservan las antiguas caballerizas, donde se encuentra el restaurante, y todo el paso de guardia, donde ahora están la sala de convenciones, la sala de masajes y 12 habitaciones.

En su momento, esta fortaleza medieval sirvió de lugar de descanso a Fernando II de Aragón y sus tropas en su andadura hacia la Batalla de Toro, en la que resultaron victoriosos, y aseguraron el trono a Isabel I de Castilla y así la unión entre Castilla y Aragón.Tras esta batalla el Castillo y las tierras circundantes son donadas a Alonso de Valencia, mariscal de Castilla, y un año más tarde, en 1477, se lo vende al obispo de Ávila, Alonso Ulloa de Fonseca y Quijada quien lo transforma de fortaleza medieval a palacio gótico renacentista para convivir con su amante Teresa de las Cuevas, con la que tuvo 4 hijos y por quien le puso Castillo del Buen Amor.

Se conserva tal y como lo dejó Alonso de Fonseca en el s. XV. Y a pesar de haber sido utilizado como almacén agrícola por posteriores propietarios, siempre se ha conservado en buen estado, habiendo sido declarado monumento histórico-artístico -Bien de Interés Cultural- por decreto del año 1931.

Historia Castillo

De tradición hostelera

Tras el paso de los siglos y cambiar en varias ocasiones de propietario, el Castillo del Buen Amor fue comprado en 1958 por Esperanza Esteban Arenal, antepasado de la familia Fernández de Trocóniz, con la intención de convertirlo en una hospedería. Sin embargo, acabara siendo reconstruido y adaptado como residencia familiar de verano. Hasta que en 2003, y siguiendo los pasos de su antecesor Alberto Fernández de Trocóniz, la familia decide reconvertirlo en Hotel-Posada y en 2006 coge las riendas directamente para así ofrecer el mejor servicio posible dándole al hotel un toque más personal.

Fotos de Fernando Fdez. de Trocóniz

www.buenamor.net

blog: www.castillobuenamor.com

 

 

Be first to comment